¡SACA PECHO DE VERDAD!

Eres un ser delicioso

vulnerable, de verdad

no enseñes tanto tu alma

que te la pueden manchar.

 

Voy a hacerte una careta

quizá he de hacerte un disfraz

para no ver tu inocencia…

y disfrazar tu verdad.

 

Te pondré cara de “ogro”

con un cuerpo de dragón

que por la boca eche fuego

y sus pies…¡un pisotón!.

 

Para todo al que se atreva

a tí poderse acercar

con sólo una idea puesta

la de herirte y jorobar.

 

Con un botón en tu ombligo

que, en cuanto “guelas” el mal

lances un misil de fuego…

y poderlo “achicharrar”.

 

Que queden sólo cenizas

de tal malvado truhán…

que con un soplo de un niño

se lo lleve al más allá.

 

Al infierno, si es que existe

o, a cualquier sitio peor…

que a tí, ya no exista nadie

que se te pueda enfrentar.

 

Y yo seré tu armadura

de acero y puro hormigón

que no podrán traspasarme

y dañar tu corazón.

 

Antes, que dañen al mío

aunque quede sin honor

¡todo me importa una higa!

sólo tú, mi corazón.

 

Saca ese “peito de lobo”

enfrenta con valentía

todo lo que sea adverso

y convertirlo en reposo.

 

Y ganarás las batallas

que delante se te pongan

que no por ser vulnerable

te tachen de que eres tonto.

 

Que eres más listo que nadie

y eso lo sabes de sobra…

saca tus armas mi cielo

que yo… las iré cargando.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada