TU NOBLEZA

Ayer caí en otra de tus muchas virtudes

casi siempre encuentro alguna nueva…

a decir verdad no me cuesta mucho trabajo

son “cosas” que están ahí… en tí, mi vida.

 

A pesar de lo “zascandil” que siempre has sido

a pesar de tantas “cosas” que “repelo” de tí…

siempre encuentro “algo” que tiene más fuerza

que lo que cualquiera pueda llamar “defectos”.

 

Entre unas “cosas” y “otras”… hay cualidades

que son nacidas en tí, o … quizás heredadas

habría que estudiar a ese extraterreste que eres

bien a fondo con un equipo de investigadores.

 

En un laboratorio con “renombre” y “reapellidos”

he descubierto yo tu nobleza, lo sincero que eres

a pesar de lo “mentiroso” que muchas veces resultas

pero eres “NOBLE” y no hay que rebuscar demasiado.

 

En toda la definición de la palabra, sea en un diccionario

sea en la “guipi” en que a veces me “mandas de cabeza”

cada día descubro más tu inteligencia y me quedo boquiabierta

de que “AÚN” puedas serlo todavía más y más…¡¡¡Y MÁS!!!.

 

¡¡¡TE QUIERO!!!, ¡¡¡TE ADMIRO!!!, ¡¡¡NO PUEDO MÁS!!!

DEJA POR FAVOR DE SORPRENDERME MÁS…

¡¡¡ACABAS CONMIGO!!!…¡¡¡DEJAME VIVIR POR FAVOR!!!

 

1 Comentario

  1. por VictoriaPermuy publicado el 20/06/2016  01:05 Responder

    Para Paulo Alexandro:
    Hola Paulo, te escribo desde aquí para "desenredar" tu entuerto. No sé cómo has conseguido mi correo, pero como la cuestión es de esta página prefiero hacerlo aquí, supongo que te llegará, para comprobarlo me puedes contestar afirmándomelo.
    Efectivamente no es mi nombre real, sino un pseudónimo, el masculino era mi abuelo quien lo empleaba por eso quise trasladarlo a mi género escribiendo mis "chorraditas".
    La que tú conoces tiene muchísima categoría, sí que me sorprendió la coincidencia del nombre porque tampoco el apellido es muy "corriente" que digamos. Ya me gustaría llegarle a la suela de los zapatos, claro que envidio cada "suela" de los que aquí escriben, que por mucho que me escorzase no llegaría ni a la "suelita" de sus zapatillas de andar por casa (no las deportivas, jajaja)
    creo que deberías seguir los de ella y no los míos, ellos son sólo de "andar por casa" y en zapatillas muy planitas y cómodas,,,la otra es más de tacones, más guapa, mas... todo, pero yo también lo fuí y lo de los tacones todavía me atrevo con ellos, lo de "monina" ya se me ha pasado el arroz, pero lo fuí y con mucha personalidad y estilo más bien único, la juventud se atreve con todo y yo fuí un poquito "osadita", jajaja.
    Tiene gracia porque, debe tener cantidad de admiradores pues no es la primera vez que alguno se enredó en mis versos haciéndolos suyos... luego, después de bastantes poemas de por medio, se aclararon las cosas y surgió una amistad muy graciosa y amena, tú debes ser el tercero..., creo que podrá haber más.
    Me alegra que te gusten mis escritos, no tienen calidad ninguna con respecto a la literatura con mayúsculas, las mías son tan minúsculas que apenas se leen con lupa, pero sin embargo tiene mucha calidad en cuanto a sentimiento se refiere, y es lo que pretento que llegue a quien sí es su destinatario, siento en todo caso haberte confundido, pero seguro que a tí te han dedicado otras muchas mejores sin duda alguna.
    Por cierto no soy de Coruña, pero sí de más abajo. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada