El desierto

Tres cuerpos en tensión,

navegantes de un desierto desierto.

El sol, centinela de la arena,

aburrido de la labor del observador,

quiere unirse e intimar con ellos.

Quiere saborear sus huesos,

inundados de sudor y de placer.

El triunvirato juega a la rueda de la vida que no acaba,

se escupe el sabor de la palabra magnetismo

en cada gemido.

El sol es cómplice de la muerte del planeta,

los tres cuerpo erráticos

han robado la vida al mundo.

Ya sólo hay combustible

en el único ciclo cerrado que existe,

el de la saliva.

La estirpe animal

cicatrizada en sus cráneos

comienza a sangrar

 

y el placer inunda el desierto.

Latest posts by Maria Trapero Indaberea (see all)

1 Comentario

  1. por Yizeh Castejón publicado el 08/07/2016  10:50 Responder

    ¿Es posible que haya una errata en "los tres cuerpo erráticos"? Quizás sea "los tres cuerpos erráticos", pero me encantaría que fuese "los tres cuerpoerráticos", me parecería superpoético.
    Maravilloso poema, María. Qué gusto leerte por aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada