CADA VEZ…

Cada vez que hablo contigo

cada vez que nos besamos

siento más amor, mi vida

que cualquier segundo antes.

 

Me enamoras cada día

a cada rato y momento…

siendo como el primer día

como aquel que yo recuerdo.

 

Te quiero con toda el alma

con el corazón TE QUIERO

cada día con más ganas…

con un amor verdadero.

 

Con pasión y con locura

serenidad y cordura…

con una furia y ternura

sin principios y sin fín…

 

Así TE QUIERO, cariño

así siempre te he querido

como prometo quererte

hasta el final de mis días.

 

Cuando estoy contigo cielo

soy la más feliz del mundo

me meto en una burbuja…

que sólo tu y yo existimos.

 

No hay nadie más en la tierra

sólo el trino de las aves

acompañando el paseo

de las mañanas y tardes.

 

Sólo sonrisas y risas…

cuando no son carcajadas

estamos siempre jugando

¡y que bien nos lo pasamos!.

 

Inconscientes ante todo

ante todo y… ante nada

nos importa tres carajos

lo que hagamos y digamos.

 

Me encantan las “cochinadas”

las que me haces.. te hago

nunca me gustaron tanto…

desde que las “practicamos”.

 

Sin ellas, no me acostumbro

no sé vivir sin hacerlas…

me encanta estar en “pelotas”

¡me rechifla verte en “bolas”!.

 

Me he vuelto una “cochinota”

como a menudo me llamas

para mí no es un insulto…

como un “piropo” lo tomo.

 

Ya te puedes preparar…

porque ésto va…¡pá más!

voy a superar con creces

las guarrerías más verdes.

 

Y cada día que pase…

más “cochinota” me haré

me vas a aguantar un rato

y hasta cinco o hasta seis.

 

Esta “cochina” y “marrana”

¡oing!, ¡oing!, ¡oing!, ¡oing!

está “orgullosa” de serlo…

y hasta no llevar un diez…

 

¡NO PARARÁ NI UN MOMENTO!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada