Darwin Y la Tortuga

Dicen que Darwing vio
un gran ejemplar de tortuga
y a leer él aprendió
lo que decían sus arrugas

¡Oh! ¡Qué criatura tan longeva!
Contra el tiempo ¿Cuál es tu escudo?
Tantos años y como nueva…
¡Dí, vil testudo testarudo!

¿Qué secreto escondes, quelonio
Para vivir cien primaveras
Sin ser una obra del demonio
Tan vital como las primeras?

Se giró la comelechuga
y le miró profundamente
Darwing, con sus cejas de oruga
Sintió la respuesta en su mente

No es debido a obra del maligno
Sino equilibrio y gran paciencia
Al día solo un vaso de vino
De la longevidad la ciencia

La vida no es una carrera
Sed felices, no taciturnos
Mientras esperáis vuestros turnos
En esta gran sala de espera

newowen

Administrador, con algunos relatos por aquí, unos cuantos dibujos por allá y puede que algún artículo perdido por la web.

Latest posts by newowen (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada