LLAMAME LO QUE QUIERAS…

Y me llamarás ¡PESADA!…

puedes hacerlo mil veces

todas las que te apetezca…

y… alguna más de propina.

 

Y puede ser que bastante

eso… también sé de sobra

todo en mí eso reconozco

como si me hubiera parido.

 

Sé que no tengo remedio…

sé… que ya no tengo cura

sé, que es que te quiero tanto

que se me hace corto el camino.

 

Y, quiero alargarlo tanto…

tanto es lo que te necesito

que todo me sabe a “poco”

y …no me sacio cariño.

 

Y el miedo es atroz mi vida

tan libre es el “puñetero”…

que en mí acampa a su albedrío.

 

Y no me deja vivir…

ni me deja respirar…

ni en paz me deja un segundo

es la sombra tras de mí.

 

Sé que te enfadas cariño

yo también lo haría de tí,

y me arrepiento mi vida,

pero es que yo… soy así.

 

Y si tengo algún pecado

en este caso “egoísmo”

es ese diablo maldito…

el que me “tienta” cariño.

 

Y con su rabo y tridente

me persique el muy asqueroso

haciendo que me confunda

con sus malos pensamientos.

 

Y me lía y me encizaña…

y me dice cosas raras…

que se quedan en mi mente

para enmarallar mi alma.

 

Te quiero tanto mi vida,

tantísimo es lo que te amo

que para mí… ¡todo es nada!.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada