OTRA DEFINICIÓN DE—–EL DORADO

El Dorado es, para unos, una ensoñación para autómatas; para otros, un espectro inalcanzable, promesa sempiterna, laberinto idealista….

Pero El Dorado también es como una droga rubia, un espejismo nómada, una “femme fatale uliseniana” que juega con sus pretendientes en la Aduana entre los países Realidad y Ficción, una nebulosa ornamentada que se burla de la silenciosa tensión ensangrentada que practican sus pretendientes… y quien sabe cuantas más y más interpretaciones.

Por extensión, miles de hombres (El Hombre) potencialmente buenos y humildes despreciaron, desgraciadamente, a sus familias o sus hogares (el verdadero tesoro) como poseídos en pos de ese imán perfumado, embrujados por ese demonio amarillo, el cual podía aniquilar a los conquistadores sin que se apercibieran.

Sin embargo, fueron las desconocidas sabanas sudamericanas del siglo XVI, su paranoico clima y su amoral fauna los que, verdaderamente, fueron consumiendo la salud de aquellos aventureros como una adicción malsana y mientras…
…mientras El Dorado se reía como un Humo Cuasiverosimil, como un Anzuelo Resbaladizo : parecía Perenne Esplendor y era Completa Perdición.
ES EL VIRUS AURUM.                         
ES EL DORADO.

Quizás ¿El mayor mito de todos los tiempos por encima de El Grial o la Atlántida?

Prólogo escrito por Txus Iglesias para una web sobre El Dorado, 

de su propio diseño. Enlace hacia ella:

http://enigma-el-dorado.webcindario.com/

“EL SOMNI DE EL DORADO”
Il-lustració d’Amaranta Bosch

—-

Txus Iglesias

Soy autor de dos libros de poesía y una obra sobre un grupo musical. Las tres obras editadas.
También me gusta escribir relatos de ficción.

Latest posts by Txus Iglesias (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada