MI ADORABLE PEQUEÑO

Como un niño sigues siendo

y me encanta que lo seas…

Tanto te quiero pequeño, que

¡enloquezco por momentos!.

 

Y es que también lo demuestro

por la calle voy sonriendo…

hasta a veces me contengo…

cuando veo a alguien de frente.

 

Me imagino “el” ¡que dirán!

cuando pasan por mi lado…

en bajo y cuchicheando…

¡ahí vá esa pobre CHARADA!.

 

Y me importa un pito, un bledo

no tienen la más diminuta idea

de, ¡qué bien lo voy pasando!

pensando en mi “pequeñajo”.

 

En sus muy dulces “trastadas”

sus graciosas “travesuras”…

que arrancan una sonrisa…

a cualquier persona “dura”.

 

Y yo, que soy tan “blandita”

me “derrito” en cada “una”

y me río… ¡que me mato!

de lo mucho que me gustan.

 

De la “carita” que pones…

de tus “gestos” tan graciosos

de tus prisas por “taparlos”

nervios…¡a ser descubierto!.

 

Con las “manos en la masa”

rezas… ¡por que no te pillen!

y te impongan “el castigo”…

¡que tienes bien merecido!.

 

Mi “zascandil” infrenable

mi divino “crío” travieso…

¡no dejes de ser tú mismo!

¡sígueme encantando cielo!.

 

Y sí te castigaré…

¡si así no lo sigues siendo!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada