MALDITA INCERTIDUMBRE.

Insegura, en alerta

siempre en vilo…

siempre inquieta.

 

Sin señal, ni contraseña

sin luz roja, sin luz verde

ni siquiera en color ámbar.

 

Sin los destellos de un faro

que te avisen del peligro…

ni el menor ruido de alerta.

 

Intrigada hasta que duerme

ahogada en su pesimismo…

pensando mal y…¡si acierta!.

 

O sólo es el miedo atroz

de lo que pueda ocurrirle

a partir de ese momento.

 

El pensar que está perdida

y que nunca se la encuentre

por ser olvidada un día…

 

Cómo ya ocurrió otras veces.

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada