LLAMAME… ¡CARIÑO!

Llámame ¡CARIÑO! amor

aunque sean dos segundos

porque en mí queda grabado

y como el eco sonando…

 

Y me dura todo el día

de mi interior no se calla

y repican las campanas…

en mi cuerpo y en el alma.

 

Me gusta que así me llames

oírtelo decir… ¡me encanta!

me “mola” como un ¡te quiero!

que “susurrando” me cantas.

 

Me dices: Dime ¡cariño!,

o: adios un beso ¡cariño!

o: repítemelo ¡cariño!…

cuando no me entiendes nada.

 

O: te voy a contar ¡cariño!

y empiezas con una historia

o: me cuentas lo que haces

o: el plan de por la mañana.

 

Llámame ¡CARIÑO! amor

cuando en tus brazos me tengas

cuándo te tenga en los míos

yo te llamaré …¡CARIÑO!.

 

Y…¡ te gustará lo mismo!.

 

 

 

 

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada