La tristeza del payaso

Se desmaquilló el payaso, pasando toallas mojadas por su rostro. Se desmaquilló el payaso, volviendo toda alegría tristeza. Se desmaquilló el payaso y se olvidó de quedarse la sonrisa. Se desmaquilló el payaso a la vez que raudas lágrimas se precipitaban a su suicidio. Se desmaquilló el payaso, se desmaquilló la vida y el alma, el alma y el corazón, el corazón y la sonrisa, la sonrisa y la alegría. Se desmaquilló el payaso. Y no quedó más de él que un reducto del eco de unas risas, del chirrido de los globos al formar figuras, de un montón de pintura.

Latest posts by Nubia (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada