UN NOMBRE… SIN APELLIDOS

¡Lo que me reí esta tarde!

en mis labios la sonrisa…

me duró hasta darme risa

¡eres un “puto” adorable!.

 

Ya de él…¡ni me acordaba!

ha pasado tanto tiempo…

¡que me olvidé de su cara!.

 

Y, en cuanto lo recordaste…

me entró el “yu-yu” en un segundo

y con el “mismito” sigo

¡hasta éstas horas, cariño!.

 

Río hasta que me parto el culo

y…¡no paro de reirme!

la verdad que hacía tiempo

que no me reía tanto, jajaja.

 

Cuando me dijiste el nombre

tuve que pensar, cariño

al principio quedé en blanco

luego… ¡fueron colorines!.

 

Tanto pensé en tí, mi cielo

que a los demás, olvidé…

ahora sí me has recordado

que nuestro amor es de “tres”.

 

Si no es por tí, “mi vidiña”

no sabría, ¡ni quién es!…

ahora es tanto de nosotros

o, ¿es más de mí… tal vez?.

 

Regálame su cariño

que como el tuyo lo es

guárdalo como un tesoro

que algún día encontraré.

 

Con mil vendas en los ojos

y… sin un mapa de braille

sabré dónde está la “X”…

e iré directa a buscarle.

 

Que nadie abra ese cofre

sólo yo tendré la llave

para encontrar esa joya

¡para con ella quedarme!.

 

 

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada