NO TEMAS CARIÑO, NUNCA TENDRÁS UN “PORQUÉ”.

Tú puedes estar tranquilo

sabes que nunca he mentido

si te he dicho que te quiero

es… ¡que eso siento cariño!.

 

Y, si me pierdas un día

no será la culpa mía…

si tú no hubieras querido

jamás yo me habría perdido.

 

Y si por segunda vez pasase

que no llegue a una tercera…

¡búscame bajo las piedras!

¡encuéntrame dónde sea!…

 

Yo, no iré nunca a buscarte

serás tú, quién a mí venga

fueron años esperándote

sufriendo de amor y penas.

 

Ata bien corto las riendas

a ésta yegüa desbocada…

como un poco te descuides

sale “trotando” por “patas”.

 

Quiéreme mi amor. ámame

como yo lo estoy haciendo

me sigues gustando tanto

que te quiero, aún siendo ciega.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada