El árbol de Judas

La brusquedad con la que el viento sopló aquella noche, dejó al árbol sin hojas. Quedó su esqueleto, una maraña de ramas, y el cadáver, colgando aún de la soga.

Latest posts by ALFONSO SEBASTIAN (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada