¡QUÉMAME!

Y al calor de tus brazos me derrito

como vela encendida que se quema

y me dejo tostarme hasta las cejas

entre besos, caricias de tu aliento.

 

Ya habrá cubos de hielo que me enfríen

o bomberos que vengan a apagarme

pero déjame que sea hasta muy tarde

porque quiero quemarme hasta llagarme.

 

Aunque sean de tercer o cuarto grado

como teas tus manos yo sentirlas…

que recorran mi cuerpo y que me marquen

corazones que dejen cicatrices.

 

Que se queden en mí, como un tatuaje

de que un día fuí de tí, amada con locura

que me quemes más allá de las entrañas

y que hagas de mi cuerpo mil cenizas.

 

Amame con el fuego de tus ojos…

bésame con el calor que hay en tus labios

caliénta mi cuerpo con tus manos…

consúmeme mi amor hasta abrasarme.

 

Haz de mí una antorcha que ilumine

el camino que recorras a buscarme

durará mi luz hasta encontrarme…

y arderemos los dos hasta fundirnos.

 

Nuestros cuerpos quedarán inseparables

ni con nieve o agua helada despegarse

arderemos en un bosque como arces

quedarán nuestras raíces que se abracen.

 

 

 

 

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada