Olor a ébano

Sus manos rozan tela acolchada. Oscuridad, frío, humedad y olor a ébano. Su propio grito inhumano la envuelve. Fuera, sólo silencio y un gato despertando sobresaltado sobre la tumba vecina.

Latest posts by Raquel Castilla (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada