Acecho

Caminaba en la penumbra, sintiéndome observada, voltee…nadie estaba. Escalofríos gélidos me estremecieron al escuchar susurrar mi nombre. El miedo me paralizó, los ojos blancos, finalmente me alcanzaron.

Latest posts by Neith (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada