En Vías de Putrefacción #12

(¡Bueno! Han sido 12 días d relato. 12 capítulos en total, y éste es el último. Muchas gracias a todos los que lo habéis seguido y comentado. Quién sabe, puede que haga una segunda parte… Je, je.)

.

El cabrón de Olmedilla…

Parecía un pringao, pero resulta que tiene amigos. Mi nombre es Ernesto González, inspector de policía. Estoy en el funeral de Víctor Redondo, el peor asesino en serie que hemos tenido en los últimos diez años. Y digo el peor, no por el número de asesinatos, sino por el hecho de que nos ha tenido engañados durante toda la investigación. Sólo cuando ha muerto hemos dado con él, y porque él ha querido.

Hemos sido muy tontos, joder. El comisario ha insinuado que debería pedir la jubilación anticipada, y eso en mi oficio significa pasar de policía a vigilante de parkings. Manda cojones, a mi edad, con mi puta experiencia y un mierda como Olmedilla me engaña.

Decía que Olmedilla tiene amigos, porque alguien ha organizado un funeral. No es gran cosa. Es en una pequeña capilla, muy cerca de mi casa, a la que voy de vez en cuando.

No sé quién lo habrá organizado, pero somos cuatro gatos. Reconozco en la última fila a la madre de una de las niñas decapitadas. De las últimas, creo que se llamaba María. Da igual. La madre llora, pero no creo que sea de pena, ni que sea por Redondo. Creo que llora de alegría. Joder, qué puto mundo.

También reconozco en el altar a ese cura. Me da escalofríos. Es repugnante. Sólo está aquí algunos días, pero son los días que no viene nadie. Tiene la voz cascada, como los borrachos. Y un aspecto muy desaliñado. Como los borrachos. Tampoco es que hable muy coherentemente. Pero sonríe. Como si no fuera un funeral, sino una misa corriente. ¿Por qué sonríes, cabrón?

El funeral acaba y me sorprendo con los ojos húmedos. Mierda, joder, González. ¿No te pondrás sentimental ahora? Cabrón de Olmedilla. Esto sí que no te lo perdono.

Hijo de puta…

Ya en mi casa, me preparo la cena y no paro de pensar en el caso. No se ha podido cerrar aún, y aunque estoy fuera, no puedo dejar mi conciencia tranquila sabiendo que había dos asesinos, y que el segundo sigue ahí fuera, puede que planeando su próxima matanza. Hostia puta. No hemos llegado a tener ni una sola pista de él. Nada. Ni siquiera en el piso de Olmedilla hemos encontrado restos de nadie más. Aparte, claro, de las cabezas de las niñas.

Tampoco dejo de pensar en la sonrisa de ese jodido cura. Me da escalofríos, joder. Todo el funeral sonriendo. ¿Por qué? Qué asco. No vuelvo a esa iglesia.

¿Por qué sonreiría?

.

FIN

Madrid. 20 de Agosto de 2008 (por Yizeh)

Yizeh Castejón

Escritor, físico, profesor, capoeirista, innovador. Nacido en Madrid en 1986. Creador de Sopa de Relatos, la web de escritura libre. Editor y autor del libro de cuentos "Sopa de Relatos" y de futuros proyectos. Alumno de h2i Institute.

Últimas publicaciones de Yizeh Castejón (ver todo)

6 Comentarios

  1. por Pequadt publicado el 07/09/2008  18:09 Responder

    Jujujuju, la verdad esque tiene pinta que habrá una segunda parte.
    Me ha gustado el final :)

  2. por Lascivo publicado el 07/09/2008  18:18 Responder

    kizás despues de exámenes me anime, jur jur

  3. por comolesjode publicado el 08/09/2008  01:48 Responder

    Jeje, has dejao pie a la segunda parte, bien bien.

    Te lo has currao, te mando un aplauso (que no vas a oir, pero da lo mismo, tú imagínate que estoy a las dos de la mañana en mi cuarto dando palmitas :) ).

    Puto olmedilla xD

  4. por Aroa publicado el 11/09/2008  22:53 Responder

    enhorabuena!! tengo un examen mañana x la mañana y no podia volver a estudiar hasta que no terminara de leer! espero q haya una segunda parte :D

  5. por champinon publicado el 29/09/2008  19:06 Responder

    Yo sinceramente espero k no la haya...

    Para mi el final es perfecto como esta,... "deja volar tu imaginacion y tendras la continuacion"...

    Se k serias capaz de superarte,... pero te quedan muchas sagas por hacer, o no?

  6. por ameliemelon publicado el 25/10/2008  20:18 Responder

    llego un poco tarde, pero es que es ahora cuando me lo he leido entero.

    me encanta.

    y estoy de acuerdo con champinon; espero que no haya segunda parte.

Responder a Pequadt Cancelar respuesta

Tu dirección de email no será publicada