Un amigo demasiado sincero

Me dirijo a ti, porque eres el único que me escucha.
No porque atesorases mis secretos.
En ti he vertido los desechos de toda una vida de errores, vomitado palabras de desamor y regurgitado mi odio.
Las lágrimas de arrepentimiento no lavaron las faltas que cometí.

Ahora en tu silencio indiferente no hallo más que recriminación.
Me conoces demasiado bien y en tu interior ahora sólo veo el reflejo insoportable de mi miseria. Eres el pasaporte a mi infierno.

Odiado diario, hoy firmaré con tinta roja.

¡Bang!

T. Owen

newowen

Administrador, con algunos relatos por aquí, unos cuantos dibujos por allá y puede que algún artículo perdido por la web.

Últimas publicaciones de newowen (ver todo)

4 Comentarios

  1. por Lascivo publicado el 15/12/2008  10:26 Responder

    ey, qué final tan intenso. No me lo esperaba, me ha sorprendido. Muy bueno, Newowen.

  2. por Zilniya publicado el 15/12/2008  12:23 Responder

    Jo, que depre me da... Aunque es verdad, nos da por escribir en el diario cuando lo estamos pasando mal...

  3. por reinadelamantekilla publicado el 15/12/2008  14:51 Responder

    Me ha parecido perfecto el final, el bang escrito en rojo es como mucho mas directo y mas fuerte.

    Y cuanta razón....

  4. por ameliemelon publicado el 16/12/2008  00:54 Responder

    el final esta muy conseguido, con la presentacion en rojo y todo ^^

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada