Condenado a escucharse

Abrió los ojos y debido la densa obscuridad, no notó diferencia.

Sentía su cuerpo entumecido.

Intentó incorporarse.

No pudo. Y lo intentó.

¡Vaya que si lo intento!

Pero estaba completamente inmovilizado.

Una garra artificial atenazaba su garganta. El agobiante silencio, y la sensación de miles de botas golpeando rítmicamente en sus sienes desde dentro… Ya no sabía si era el calor húmedo o la histeria el que…

Si, ese sudor que abría su espalda con arado de hielo era de desesperación.

Al menos no había perdido el sentido del tacto…

Las preguntas morían antes de ser paridas por una mente ya demasiado débil.

La impotencia y el terror hicieron cortocircuito en su espina dorsal.

Entonces un arrollo de voces bañó su cabeza.

Trató de averiguar qué decían.

Se concentró en una y se amplificó la voz, relegando a las otras a un segundo plano y que, como moscas, zumbaron alrededor. Pero según acababa una voz, otra venía a arrebatarle el puesto en la cabeza: Zopilotes peleando por un trozo de carroña cerebral.

Agu MamáBibe malo, No quiero ir al colestoy enfermentira, ¿porque?, joo, se lo voy a decir, es un secretorcido, lo sientodo

Conocía esas voces, esa voz ¡Era la suya!

Sintió un sabor cobrizo, era sangre. Al menos conservaba el sentido del gusto.

te quierobo, eh tu, que royo tío yo me largoteras

serás mamóno todo el día que me engañó la asquerosabía lo nuestro,

¡he aprobado!, no te olvidaré jamás, ¿y las llaves del coche? No quiero volver a verte, quedamos a las 10, Pues claro que tengo lo que me pediste, jamás te mentiría.

Todo lo que había dicho en su vida, cada palabra, ordenada en un perfecto caos, como el impredecible camino que sigue el humo de un cigarro en el aire.

No había dicho nada más que sandeces. Nada profundo, excepto, quizás aquel “te quiero”. Parloteo, verborrea, cháchara insustancial, palabrería inútil. Sólo causaba dolor a los demás con ella.

Eh imbécil te dije que te partiría la caramás bonidiota dame el arma maldirección opuesta , no volveré a meterme esa basura lo pro metoca a mi.

No había valorado el poderde la palabra, de la verdad…

Y es cierto…

Se lo merecía y lo volvería a haceruego clemenciay que he hecho

Que a veces, las palabras…

S o y c u l p a b l e.

Matan.

Volvió a ver, entre pequeños destellos de la luz trémula de una bombilla epiléptica, el lugar dónde se hallaba.

-Volved a conectarlo y acabad con éste pobre infeliz. Charlie, ¿No se te habrá olvidado mojar la esponja de nuevo, no?

Olía a chamuscado. Al menos no había perdido el olfato, pero fue perdiendo los sentidos, el último en desaparecer, para su desgracia fue el oído…

Abrió los ojos y debido la Eterna Obscuridad, no notó diferencia…

T.Owen

newowen

Administrador, con algunos relatos por aquí, unos cuantos dibujos por allá y puede que algún artículo perdido por la web.

Últimas publicaciones de newowen (ver todo)

11 Comentarios

  1. por newowen publicado el 18/12/2008  17:56 Responder

    Uf, ha quedado mas dificil de leer de lo que quería.
    ahora que pueda lo intento arreglar.

  2. por DonGato publicado el 18/12/2008  18:43 Responder

    Yo lo dejaría así. Me ha resultado bastante agobiante... la verdad es que está muy bien logrado. Me ha gustado.

  3. por ingravida publicado el 18/12/2008  19:00 Responder

    Coincido con DonGato lo dejaría así, las palabras apretujadas transmiten la especie de caos que el protagonista tiene en la cabeza, y el agobio de no saber que está ocurriendo.

  4. por newowen publicado el 18/12/2008  19:45 Responder

    ya está creo que era mi navegador y/o una fuente de letra que le había puesto en word que me salía todo a lineas y no se veía nada. Y bueno sí se lee bien y es expresivo me quedo más tranquilo, gracias.

  5. por vainillaconcolacao publicado el 18/12/2008  20:05 Responder

    Muy impactante. Me gusta. =)

  6. por siempremahou publicado el 18/12/2008  21:45 Responder

    Grande , muy grande. De lo que más me ha gustado al terminar de leerlo , el titulo que has escogido.

    Un abrazo mente inquieta!!

  7. por Lascivo publicado el 19/12/2008  01:13 Responder

    me has recordado un poco a Neil Gaiman. Y esto es un grandísimo cumplido ;)

  8. por Zilniya publicado el 19/12/2008  09:40 Responder

    Te sacas un as de la manga con cada relato que escribes, muy conseguido la forma de expresar el caos mental del personaje. Y muy impactante el final!!

  9. por newowen publicado el 19/12/2008  13:03 Responder

    A Neil Gaiman? Ostras, no es pa tanto tio pero gracias.
    Me encantó Neverwhere, (muy recomendable, sobre todo si tenes pensado ir o habéis estado en londres)
    Me encantó una imagen que utilizó que medejó helado, parafraseando:
    "sintió como si pasaran una pizarra por una pared de uñas"

  10. por comolesjode publicado el 20/12/2008  20:03 Responder

    Joe me ha parecido cojonudo. Te podría decir ahora la larga larga larga lista de "porqués" pero prefiero quedarme con el regustillo amargo que deja el relato :)

  11. por Wind publicado el 11/01/2009  00:09 Responder

    La idea base del relato, simplemente genial. ¿El fallo que yo le veo? Pues que se hace un poco "pesado" de leer.

    Pero recalco, la idea es muy buena.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada