Oda Hola

Damas y caballeros, esta noche, tengo el honor de presentarles mi última creación. Fruto de mis desvelos, mi trabajo, mi talento, en resumen, mi arte. Como viene siendo habitual en mí, he tratado de transgredir los límites de la razón y la conciencia con un arrebatador alegato íntimo y adyacente, capaz de deslumbrar sin duda alguna la mejor de las mentes aquí presentes. Sé que quizás peco de atrevimiento, pero los elegidos como yo no podemos dejar pasar la oportunidad de mostrar al mundo todo cuanto somos capaces de construir con el poder del intelecto. Tamaña obra, que en un alarde de imaginación he titulado Hola, es el fruto que quiero compartir ante mis comensales preferidos. Ante ustedes, aquí está mi obra.

[Aplausos apoteósicos]

[Breve silencio]

[Carraspeo del autor]

Hola

Hola, hola

Oh tú, hola

Hola, como una ola

Candente temor, sufrimiento eterno

Hola

Amiga mía, ¡Hola!

Hola hambrienta, hola de invierno, hola de estío

Hola

Hola…

[Nuevamente aplausos ensordecedores, euforia colectiva]

Aún sabiendo que no es necesario, me siento obligado a hacer una breve explicación y comentario de la fastuosa combinación de palabras alegóricas que acabo de recitar. Como todos ya habrán podido comprobar, la atrevida rima de esta pieza, en una sucesión de versos heptacombocuartetos con rimas asonantes, consonantes y trisonantes confiere a los oídos una aplastante sucesión rítmica de indescriptibles e inabarcables magnitudes sinestésicas. He de reconocer que yo mismo no puedo evitar excitarme escuchándome hablar. Conceptualmente hablando, es de aplastante evidencia las profundas connotaciones reivindicativas y revolucionarias de las soberbias metáforas culteranas de mi, modestamente hablando, genial composición.

[Aplausos, más aplausos, fervor, bragas volando, gritos]

Con esta pieza, creo que no exagero si digo que abro una nueva vertiente cultural ante todos ustedes. Comprendo que cualquiera no será capaz de estar a la altura de mi grandiosidad. Pero no se dejen engañar por el pueblo pobre e iletrado, ustedes sí saben como gastar 400€. Y ahora si son tan amables de ir pasando por caja, por favor, pasen, pasen, adelante, gracias caballero muy amable, preciosa su esposa, gran abrigo de visón, jajajaja, gracias, pasen, pasen por caja por favor…

Miguel, 29 de Diciembre de 2008

Últimas publicaciones de Miguel (ver todo)

8 Comentarios

  1. por rantanplan publicado el 08/01/2009  20:42 Responder

    La putada es que eso es así, si eres capaz de hacerte conocer de alguna forma (ya sea honrada o no) la gente te idolatrará como si fueras su mismisimo dios.

  2. por Lascivo publicado el 08/01/2009  21:20 Responder

    como siempre, miguel, una sorprendente y ácida imaginación

  3. por vainillaconcolacao publicado el 09/01/2009  00:22 Responder

    Las personas, como los monos, sólo hacemos las cosas por imitación...
    Muy buena forma de reflejarlo.

  4. por newowen publicado el 09/01/2009  12:52 Responder

    más aplausos jaja

  5. por LaPutaCuerva publicado el 09/01/2009  19:14 Responder

    jajaja buenísimo!!!

  6. por reinadelamantekilla publicado el 09/01/2009  19:33 Responder

    Menudo vocabulario, la virgen!

  7. por xabigs publicado el 10/01/2009  17:48 Responder

    Me encanta! ^^

  8. por Zilniya publicado el 12/01/2009  14:08 Responder

    Juas!!! Eso me recuerda ciertos cuadros modernistas, que sólo parecen garabatos de niño y me pregunto: si lo hago yo, me pagarán esas millonadas? XDDD

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada