El Ritual.

 

http://www.goear.com/listen.php?v=f19ec6a

 

Rojo bermellón, fumadora empedernida, misógina aparente, para qué justificarme pudiendo ser sincera. Para Iratxe, Raquel e Iker porque me da la gana.

 

 

 

 

Empieza a anochecer. Bajo la persiana y subo a tope el volumen de los altavoces, pidiendo a gritos que el Gran Hermano entre en mi cuarto y me cante bien alto para fingir que me olvido de lo-mal-que-está-el-mundo.

 

Cierro los ojos.

 

Abro el armario. Elijo ropa de zorra, eso sí, con mucha clase. Se que suena superficial, pero seamos sinceros, no solo de pan vive el hombre y esta noche te voy a dar lo que no te ha dado nadie.

 

Las medias se deslizan por mis piernas mientras en mi interior resuenan carcajadas cuando pienso en que, por una vez, ese clásico desfile de frustrados con el mundo evadiéndose de su propia cabeza a base de drogas, sexo fácil y tal vez un poco de rockanroll, será un buen escenario. De hecho, un magnífico escenario para el crimen perfecto que voy a liar con tu cuerpo.

 

Aunque la música cada vez va dejando menos espacio en mi mente para pensar, a la vez que me pinto los ojos dedico mis últimas palabras mentales esas perras alternativas que rondan las barras en busca de…amor en barra, y viva mil veces la redundancia. Si, esas que se visten con “lo primero que pillan” cuando están dejando ver debajo de la palestina unos pechos la mar de apetecibles y dos kilos de sombra detrás de las gafas de pasta, esas que fardan de principios que cumplen de la puerta de su casa para fuera.

 

Se como irá todo, os miraré divertida mientras él me pide una copa, ninguna mantendréis la mirada, cuchichearéis entre vosotras, seguiréis bebiendo como si nada, mirando de reojo a ver si encontráis un trozo de carne que os saque de vuestra agonía existencial por diez minutos, tacharéis a los hombres de “moscardones” y os iréis a casa. La más lista seguramente se masturbe.

 

Afilo las uñas para dibujar un esquema de mis jadeos en tu espalda, las pinto dejándolas secar al ritmo que marcan los Judas.

 

Una cortina de humo seguida de una sonrisa maliciosa sale de mis labios recién impregnados del rojo bermellón con el que pienso teñirte cada poro.

 

Apago definitivamente el cerebro, esta noche me sobra.

 

Recojo el bolso, las llaves, las ganas de partirte a golpe de cadera. Piso el acelerador.

 

Te veo. Y adivinas en mis pupilas que hoy será diferente. Rocka Rolla woman for a rocka rolla man.

 

Bien, que empiece la función.

 

Últimas publicaciones de comolesjode (ver todo)

6 Comentarios

  1. por comolesjode publicado el 06/02/2009  22:52 Responder

    Ehhh reinadelamantekilla, con dedicatoria y tó, como los ejcritores pofesionales muahaha. Mmmmuakis :)

  2. por comolesjode publicado el 06/02/2009  22:58 Responder

    Un autocomentario chorra de autocrítica chorra para que nadie diga nada porque ya está dicho y si hay algo que decir que no sea esto: repito palabras, seeep. Aim zoooorry. Muakis muakis, soperos.

  3. por onanistaenamorada publicado el 07/02/2009  02:19 Responder

    pues yo digo que está genial!!! me ha encantado y hasta me he reído...

  4. por rantanplan publicado el 07/02/2009  02:51 Responder

    genial

  5. por Jimena publicado el 04/10/2011  23:31 Responder

    Comolesjode, ojala volvieses a esribir por aquí, tus cosas son veraderamente impresionantes.

    Sólo decirte que entre el relato y la música me he puesto más perra de lo que te puedas imaginar. Sí, eso era cumplido.

  6. por khajine publicado el 04/10/2011  23:52 Responder

    En algunos momentos parece que no sabe si pedir ayuda...aunque al final se reafirma en que lo que quiere es ser feliz a su manera... Al final me ha terminado dando morbillo la rockera, jajaja.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada