XIII

¿Cuántos mares habré de navegar

Para los barcos saber manejar?

¿Cuántas ilusiones se perdieron

En el océano de los miedos?


Los sentidos en el horizonte

A la espera de avistar un monte,

Que indique estamos en el Olimpo,

El fín de la espera es un himno.


Tumbada entre las blancas rosas,

Mas a tu lado menos hermosas.

Vestida de largo azul celeste,

Mereció la pena el viaje al Este.


Por los mares de soledad vine,

Para que mi corazón animes.

Te pedí que vinieras conmigo,

Para que pudiera ser tu amigo.


Nos encaminamos en un viaje

Lleno de amor y dificultades.

Mi amor cambió por gran adoración,

Adoración se convirtió en pasión.


Nuevas tierras espero no encontrar,

Al Olimpo no hayas de retornar.

Ojalá viajemos cien mil años

Y cien mil años disfrute tu amor.


Por ti vivo y por ti me moriré,

En nueva soledad yo dormiré,

Si encontrases la nueva tierra,

El amor de mi corazón cierras.


Te daría mi pequeña vida,

Hacia ti mi alma se encamina.

Me diste un sentido para vivir,

Me ofreciste una vida junto a tí.

Últimas publicaciones de protektor (ver todo)

3 Comentarios

  1. por Zilniya publicado el 13/02/2009  22:19 Responder

    Suena demasiado musical, en mi opinión, pero sabes componer versos (veo que decasílabos) y rimarlos sin tener que recurrir a palabras rebuscadas, es un buen punto a tu favor. :-)

  2. por Antonio Rivero Díaz publicado el 30/03/2009  18:24 Responder

    no se yo prefiero rimas asonantes, pero el sentimiento que plasmas es bastante conmovedor, pues lo expresas con imágenes muy bonitas.

    Me gusta tu poema...

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada