Desfase

La cabeza me va a reventar, es lo único que mi cerebro es capaz de articular, y lo que me hace darme cuenta de que sigo vivo. Intento abrir los ojos, y un estallido de luz inunda mis ojos provocando que los vuelva a cerrar. Lo intento de nuevo pero más despacio, hasta darme cuenta de que no hay tanta luz como pensaba, pero aun así molesta la muy puñetera…

Intento incorporarme pero parece haber subido la gravedad, porque algo me empuja de nuevo atrás. Me mareo, cuesta creer que no puedo ni sentarme en la cama. Por cierto, ¿donde estoy? Este cuarto no me suena nada.

Al mirar a mi alrededor me extraño aun más. Una mujer desnuda está durmiendo sobre mi brazo. La aparto ligeramente para no molestarla pero, ya podría pasar una apisonadora – pienso- que no se enteraría. Descubro que yo también estoy desnudo, e intento buscar algo de ropa mío por el cuarto. ¿Y que hice ayer, para acabar así? Juraría que yo volví a casa temprano, y me quedé dormido en el salón. Al intentar recordarlo me duele la cabeza. Consigo levantarme de la cama sin caerme. Hoy la resaca va a ser mortal…

Curiosamente no hay nada mío por el cuarto, pero un reguero de ropa proviene de la puerta, y toda parece de mujer. Abro la puerta, y miro receloso de no encontrarme a nadie en mi estado. Antes de salir agarro una camiseta de ella por si acaso me encuentro a alguien. No me lo tomen a mal, es que soy muy pudoroso.. Afortunadamente reconozco mi ropa entremezclada con la suya a lo largo del pasillo. Juraría que anoche no llevaba esa ropa. Agarro una chaqueta que no reconozco, pero tiene toda la pinta de ser mía. Existe la manía en mi familia de etiquetar la ropa, asi que aunque no reconozca mi ropa se que es mía por eso. Lo agarro todo y vuelvo al cuarto de donde salí. La mujer se ha despertado y me mira con los ojos entrecerrados y sonriente. Me indica con la mano que me acerque sin preocuparse de taparse.

A punto de preguntarla si nos conocemos de algo, porque no me suena su cara, ella me suelta…

-Cariño ¿una noche así la podríamos tener más a menudo, no? Fue buena idea lo de dejar al niño con tus padres…

En ese momento la cabeza casi me estalla. Me esforcé intentando entender de que me hablaba… Pero nada, y entonces fué cuando pasó. Me miré al espejo, y casi no me reconozco. Me costó verme tras este rostro ajado por los años. Y descubrí lo que me pasaba. He perdido la memoria doctor. ¿Cree usted que podría recordar mi vida? ¿Qué es lo que pudo provocar que no sepa nada de lo que ha pasado en los últimos quince años?

-Está bien claro Matías, llevamos teniendo la misma charla una vez cada dos meses, usted tiene un problema de desfase, su mente ha llegado a tal punto que no puede almacenar más de dos meses de información, y digamoslo de una forma sencilla, borra todo lo que le ha pasado en un gran periodo de tiempo. De hecho, su familia no lo sabe por su propia petición. Aqui tiene una cinta de video rodada por usted contandose su vida… Y nos vemos en un par de meses, aunque probablemente usted no se acuerde.

Últimas publicaciones de danixu (ver todo)

3 Comentarios

  1. por ameliemelon publicado el 25/02/2009  20:27 Responder

    tiene un aire a la peli "memento", aunque esta es mas complicada por las diversas lineas y saltos que hace.
    pero mi pregunta es, olvida porque quiere?


    amelie...

  2. por danixu publicado el 25/02/2009  21:22 Responder

    nuuuu aposta noooo...q era el doctor con el q hablaba jaja

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada