Furia

Un tartamudeo inseguro surgió

de su boca y de sus ojos alegres.

Una nube invisible se postró

y una niebla oscura le cego en mal.

La lengua empezó a correr más que su

razón maltrecha por el momento, mas

sus aspavientos mostraban en exceso

su extasis en furia y en dolor. Fuera de sí

Era ira, era rabia, era dolor, “Furia”

Era un gorgoteo ardiente del alma

que chamuscaba ese cuerpo de  “Furia”

Últimas publicaciones de Zeledeon Diner (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada