Una Ova De Terror – Kuchisakeonna(PARTE 1)

El entrenamiento fue algo exhaustivo. Me siento cansado, ahora solo quiero llegar a casa y estar con mis hermanos. Espero encontrarles y ver sus rostros contentos, a pesar de todo lo que han sufrido, tanta es mi ansia de verles que tomo el camino corto, el bosque, y no me importan los rumores de que algo extraño ocurre allí, quizá sea un fantasma, o vándalos robando pero quiero ver a mis hermanos ahora.

Todo parecía muy silencioso, ni siquiera el viento movía una sola hoja, como si la luna fuese tragada por las nubes negras de la noche. Un grito, no una risa, que de desespero, salte al escucharla, doy vuelta y corro entre los arboles intentando que no me vean, no veo a nadie en mi rededor, pero esos gritos de risa parecían salir del mismo infierno. Mi desespero por saber que pasaba me lleno, y no pude controlar mi voz y llamar a esa persona que estaría en apuros, bueno eso creí, pero el silencio vuelve a tomar el lugar, y no puedo encontrar a nadie.

Por fin llego a mi casa, una noche algo agitada creo, sin embargo en mi interior se que algo paso y no pude hacer nada. Soy débil, muy débil, y las personas que no puedo ayudar me hacen ver lo débil que soy. La noche cada vez se hace más densa, mis hermanos duermen, yo debí dormir, pero no podía, los arboles rastrillaban en la casa, y el viento soplaba demasiado, quizá esas risas fuesen el lugar de una Violación, o un robo, ya nada se puede hacer. Miro por la ventana las figuras tétricas y retorcidas que crean las sombras de los arboles. Recuerdo quien me puso Kitsune, y se su significado.

Mis ojos comienzan a cerrarse. Cada vez que los serraba veía imágenes de una mujer muy bien vestida y de buen parecer, con su rostro tapado por un abanico de mano, esto me inquieta, y no pude dormir, es como si esa mujer me llamara pidiendo ayuda. Sin hacer ruido alguno Salí de mi casa, y me dirigí al bosque, el viento esta vez quería dañar el inquieto silencio que estaba antes. Pero esta vez escuche un grito, no era una risa, era un grito de dolor de desespero, me apresure a ver que era, me encamino por el bosque solitario, y llego a un tramo del camino, estaba tirado de rodillas un hombre. Me acerque con sigilo para que no me viera, me di cuenta que el hombre se sostenía la cara con las manos,  la sangre Corría por sus dedos, y lloraba desesperadamente, lanza un grito al aire, cosa que me impacta, supe de inmediato que aquel hombre fue herido.

Me acerque a él, y de repente su lamentable estado se convirtió en risas, como las que escuche antes. Me sorprendí, quizá se volvió loco, por lo que vio o lo que lo alcanzo.

–          ¿Me veo bien chiquillo? –dice el hombre mirándome, y tocándose la cara.

–          Señor esta usted herido, le voy  ayudar.

–          ¡Solo!… Solo dime… ¿me veo bien?

–          Si, si señor se ve bien –le dije para calmarlo un poco.

–          ¡Esto es estar bien chiquillo! –se quita las manos de su rostro, vi que su boca a sido rasgada de oreja a oreja, cortada con algo muy filudo.

De repente el hombre me quiere atacar, veo es sus ojos la carencia de un alama, y sus dedos liberan garras como de navaja e intenta agarrarme la cara, intentando cortarme el rostro como el lo tenia cortado. Lo pateo, después lo golpeo, pero ya no es él, es un ser que cada vez que le veía cambia a un estado de monstruosidad, temí por mi vida, en un instante el logra atraparme, y sus garras lentamente tocan la parte izquierda de mi labio y su risa, su risa era muy maquiavélica, me recuerda a las risas que escuche antes.

Intento liberarme, pero ya es muy tarde, una sensación de risa empedernida comienza a salir de mí. No puede moverme, solo reí mientras él acerca su garra en mi. De repente el gallo canta, el hombre se levanta, la risa ya no me posee, y el sol comienza a salir. Ese hombre sale corriendo pero es demasiado tarde el sol le alcanza y se desintegra en cenizas, no se que fue eso, pero sea lo que sea eso…  Eso no era humano, ciertamente no lo era.

4 Comentarios

  1. por Zilniya publicado el 22/06/2009  14:02 Responder

    O.O Guau! Terror a la japonesa, qué bueno! Muy interesante leer el relato desde el punto de vista de Kitsune.

  2. por Zilniya publicado el 22/06/2009  14:03 Responder

    Por cierto, el monstruo de la risa infinita... no sería el Joker? XD

  3. por Ninetales publicado el 22/06/2009  23:29 Responder

    JAJAJA, la verdad es que, se parece al Joker por que en la ultima peli de Batman el tiene la cara rasgada, pero si la risa la saque de el Yoker, mas la leyenda es casi la misma!!!

  4. por Jarcan publicado el 15/08/2009  21:27 Responder

    bravo, es muy bueno, pero como dije antes la primera parte queda descolgada de la segunda, podrias haber puesto una relacion con los personajes, no obstante me encanta! es muy bueno!
    Animo y sigue asi!

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada