Dulce recreo

Despacio, deprisa,
mi corazón palpita.
Despacio, deprisa,
vivo la vida.

Lento, muy lento,
saboreo el recuerdo.
Lento, muy lento,
pruebo el deseo.

Y mi vida se acelera,
y la gente entra y sale,
y las cosas siguen adelante,
y nunca hay un respiro.

Pero hay algo que no varía,
algo que sigue muy dentro,
algo que detiene el tiempo,
que suspende el ingenio.

La vida nos ha enseñado,
a ti y a mi,
que nada es eterno.

La vida nos ha mentalizado,
a ti y a mi,
de que todo es pasajero.

Pero juntos aprendimos
que la vida es para vivir,
y la risa para reír,
y tu risa la quiero junto a mi.

Nos hemos despedido ya tantas veces,
que un hasta luego vale un adiós,
y un adiós, un hasta siempre.
Lo mejor, un nos vemos.

Pero tú sigues desafiando
esa lógica del tiempo.
Y tú sigues aportando,
el azúcar en mi dulce recreo.

Últimas publicaciones de a90sm (ver todo)

1 Comentario

  1. por Zilniya publicado el 04/04/2010  21:20 Responder

    ¡Qué bonito! Además de evocarme recuerdos del patio, tiene un buen ritmo. :)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada