El mundo y su destrucción (Rima XI)

Con cada bocado,
arden las palabras.
Resuenan fuerte,
los relámpagos.
Oscuridad y luz.
Siempre de la mano.
El mundo y su destrucción.

Con cada latido,
aletean los motivos.
Resuenan fuerte,
los ecos del sonido.
O al menos,
suenan, en el pozo del corazón.
El mundo y su destrucción.

Con cada sonrisa,
aire llega y me acaricia.
Recuerdo el sol de verano,
los pájaros, el páramo.
Olvido al olvido,
sobrevivo porque en ti vivo.
Tu y yo.
El mundo y su destrucción.

Adrián Abeal Adham

2 Comentarios

  1. por xplorador publicado el 04/10/2010  01:06 Responder

    Me gusta. Es ligero y grácil, como una mariposa. Es emotivo y expresivo sin ser sobrecargado.Me gustan también las imágenes que utilizas, me hacen pensar en una historia de amor de verano.

    • por acubo publicado el 06/10/2010  23:27 Responder

      Es más o menos lo que buscaba, y tampoco me gusta mucho sobrecargar la poesía, sobre todo cuando no es necesario, verdad?
      Gracias por el comentario! Espero leer pronto algo tuyo!

Responder a xplorador Cancelar respuesta

Tu dirección de email no será publicada