Rima IV

Sin pieles,
sin mantos,
desnuda,
sin trapos.

Sin corsés,
ni medias,
ni mayas,
desnuda,
mujer,
desnuda.

Sin más abrigo
que tu piel,
sin más calzado
que tus piernas.
Desnuda,
mujer.

Para que no sienta
que hablo con otra,
para que crea
que eres tú la que se sonroja.
Desnuda.
Siempre desnuda.

5 Comentarios

  1. por Lascivo publicado el 19/12/2010  22:51 Responder

    Guau... Con muy poco dices mucho. Transmites mucho, y eso está muy bien ;)
    Me gusta cómo la desnudez pierde el significado de la piel al aire y gana el significado de la transparencia, la desprotección, que la conexión directa, retórica, de una persona con otra. Muy bueno.

  2. por acubo publicado el 20/12/2010  00:13 Responder

    GRACIAS!

    • por Lascivo publicado el 20/12/2010  00:23 Responder

      nada hombre
      te animo también a que comentes en el resto de relatos
      un saludo!

      • por acubo publicado el 20/12/2010  00:26 Responder

        Eso hago, pero en los que leo y creo que tengo que comentar. Por ejemplo, tengo que leer el Amont, cap. 4. Y me tiene pinta de comentario.

  3. por sibisse12 publicado el 04/01/2011  12:41 Responder

    Cierto eso de que con poco dices mucho, una poesía muy buena ;)

Responder a Lascivo Cancelar respuesta

Tu dirección de email no será publicada