Cotidiano

Se arrancó la cobija de golpe y dejó que el frío brusco le sacudiera la modorra. Aún estaba oscuro, el reloj le advirtió que era hora de despertarse. Encendió la radio en la misma estación de todas las mañanas, hablaba un locutor con voz áspera. Su esposa le dio la espalda y se cubrió la cara con la sábana para esconder el rechazo. Él se puso de pié y arrastrando sus pasos entre las chanclas de caucho produjo un eco de hojas secas. Abrió la cortina, bostezó y atravesó la pared.

Últimas publicaciones de kaldina (ver todo)

7 Comentarios

  1. por Pequadt publicado el 10/06/2011  12:10 Responder

    No lo he entendido :S

    Lo reeleré dentro de un rato, a ver si es porque estoy espesito xD

  2. por kaldina publicado el 10/06/2011  19:46 Responder

    jeje, no es tan complicado! A menos que....

  3. por Yizeh publicado el 13/06/2011  13:21 Responder

    ¿Es un fantasma?

    • por kaldina publicado el 13/06/2011  17:55 Responder

      Sip, aunque podría tener miles de interpretaciones, ya sabes que ese nivel se
      lo pone el lector, pero bueno, desde mi perspectiva de escritor si es un
      fantasma.

    • por Pequadt publicado el 16/06/2011  14:16 Responder

      Pues no lo había adivinado, pensé que era una metáfora (que espesito que soy xD).

  4. por alexx publicado el 19/06/2011  16:34 Responder

    Yo había pensado más en una metáfora que explica que lo que es cotidiano para uno, no lo es para otro. Nunca pensé directamente que era un fantasma.

    • por kaldina publicado el 22/06/2011  02:59 Responder

      Pues nunca he sido aferrada a una idea, uno escribe algo, la fàbula la crean los demàs, por supuesto es una metàfora a la cotidianidad, aunque no lo habìa visto desde una comparaciòn entre uno y otra persona. Esa es una interpretaciòn vàlida, gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada