El café

Estaba removiendo el café pensando que estaría sintiendo ese liquido después de ponerle un poquito de azúcar para no encontrarlo tan amargo, paranoias del día recién amanecido  y estando medio dormido, removía el café de un lado a otro, la cucharilla hacia ruido al chocar contra la taza.

 

Mientras miraba el periódico poco usado, por ser de los primeros clientes que le echaban el ojo, de refilón vi entrar a una pareja que se sentó un par de mesas mas allá de la mía,

 

Me quedo mirándolos un rato mientras el café sacaba un ligero humo que me dice que me puedo quemar si lo pruebo.

 

De repente la chica con el pelo corto le pidió fuego al chico que la acompañaba, con una sutil sonrisa cogió el cigarrillo con una mano mientras aquel chico mirándole a los ojos le sonrió ,mientras el cigarrillo se encendía.

 

Parecían estar muy enamorados, el era mayor que ella de repente el camarero les llevo lo que avían pedido, por el tamaño de la taza ella tomaba un café expreso, mientras que el debía tomar un te.

 

Mi café se enfrió mientras miraba a esa pareja, ella cogió la mano del chico y la beso dulcemente, después de alguna frase que le dijo el que la hizo reír

 

Terminamos el café al mismo tiempo, ellos se levantaron y fueron a pagar a la barra mientras yo dejaba el dinero sobre la mesa y devolvía el periódico encima de una mesa que tenían expresamente para dejar la prensa para que la otra gente la pudiera ojear, siempre me llama la atención la típica hoja de periódico manchada de café.

Últimas publicaciones de campomar (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada