Elegía a mi moro

– Por favor, moro bendito,

entregue su ciudad en calma.

A cambio os daría mi alma.

¡Por favor! ¡Os lo suplico!

 

Si no lo hicierais, rendiría mis ejércitos,

los mandaría tan lejos

que no podríais ni verlos;

ya no tendrían cabida ni en vuestros días ni en vuestros sueños.

 

Si no os rendís, os enviaré mil tributos

financiaré vuestras campañas,

ganaréis todas vuestras batallas

y mantendréis siempre vuestro culto.

 

Si resistís, me alejaré de vuestras murallas,

excepto por cien mamposteros

que reconstruirán por entero

lo que antes bombardeé con saña.

 

¡Por favor, moro bendito!

Que no quiero echaros de menos.

¿Con quién pagaré mis furores y deseos

si no os tengo como enemigo?

khajine

"Lo que es, es. Lo que no es, no es. Algo no puede ser y no ser al mismo tiempo y en el mismo lugar". Salvo los sinsentidos. Los sinsentidos son sinsentidos y no son sentidos, lo que corrobora la primera regla, pero, si su sentido es ser un sinsentido, ahí es cuando deja de tener sentido la cosa.

Yo soy escritor porque escribo pero no puedo escribir tanto como me gustaría ni tan bien como quisiera. Eso me convierte en un laico de la escritura. Para romper con ello, escribo más de lo que puedo y mejor de lo que sé. Soy "amateur" porque adoro escribir pero, también, "odiateur" porque, a veces, pierdo el Norte y no me convenzo ni a mí mismo en mis letras.

Por ello, como introduje, soy y no soy a un tiempo. O, quizá, soy y no soy a diferentes tiempos o de forma dependiente de para quién.

Últimas publicaciones de khajine (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada