destino de sangre:5-aura

5: el aura

 

La luna emitió un hermoso brillo esa noche ambos chicos Aarón y Yanira estaban en el parque donde se conocieron ya no como amigos si no como algo más como enamorados, ambos sonreían las estrellas brillaban mas lo normal la noche era tranquila y silenciosa, la brisa de la noche era tranquila.

 

-oye y que tal tu semana todo tranquilo-dijo Yanira con la mirada en el cielo.

 

 

-tranquilo sin preocupaciones extrañándote y pensando en ti- dijo Aarón mirándola con una sonrisa sosteniendo su mano, ambos se miraron y se perdieron en un beso.

 

-si no fuera por mi estarías muerto ni un gracias das humano ingrato-dijo Morten con un tono burlón y frio.

 

-no puedes dejarme solo un momento-pensó Aarón sabiendo que haci el lo escucharía y se sintió como la brisa del aire se retiraba por detrás de Yanira

 

Ella voltea como si se hubiera dado cuenta como si algo se hubiera retirado.

 

-¿pasa algo?-pregunto Aarón pensado que ella había visto a Morten.

 

-no nada – dijo con una gran sonrisa, en ese momento Aarón pensó que ella también tendría el don de ver a espíritus y a demonios.

-Oye Yanira.

 

-dime.

 

-te quiero-dijo Aarón sonrojándose, ambos se volvieron  a  besar mientras que la noche los cubría como un manto y los ojos más hermosos del cielo los observaban.

 

El volvió a dormir y esperaba encontrar a Morten en el bosque por ya paso 4 días desde que el demonio los ataco  al día siguiente Aarón iría donde Isaac para aprender algunas cosas el cielo carmesí, el frio había disminuido.

 

El camino por mucho tiempo sentía como si diría vueltas pero no se cansaba no sentía hambre ni sed el se sentó en el pasto a esperarlos unos segundos después se escucharon pasos viniendo hacia él era Morten con su mirada fría de siempre.

 

-humano esos sentimientos que tienes sobre esa chica  aran que caigas.

 

-y eso a ti que demonio.

 

-si mueres yo muero por eso te di un poco de mi aura asi es como lo llamo ese chico no.

 

-parece que no sabes mucho sobre eso aun siendo un demonio, no sabes nada de lo que el hablo recuerdas de dónde vienes.

 

-no no recuerdo nada solo recuerdo que después de que abriste la puerta hace 4 años ahí empezó todo.

 

-eso es raro oye ya que me pondré en eso de la orden porque no me das algo de tu aura así podre sobrevivir un poco- en un abrir y cerrar de ojos Morten se acerco a él con una expresión fría y siniestra.

 

-no juegues con migo humano-dijo Morten lanzándolo para atrás Aarón cayó al suelo y se levanto y el ya no estaba ahí.

 

El día comenzó antes de ir donde Isaac él decide llamar a Yanira para verla,  la extrañaba , ambos se vieron y el la abraso y ella a él se besaron sosteniéndose la mano pasaron una hora juntos en el parque , la abrasaba.

 

Ellos se despidieron abrasándose la sonrisa de ambos iluminaba al otro ya era la hora que vaya donde Isaac al llegar noto que no había nadie.

 

-y que aremos ahora.

 

-lo primero veremos si eres elfo magitec o guardián- Isaac saco una tasa y la echo boca abajo y puso su mano sobre el- el vaso como vistes esta vacio voy a poner mi aura debajo del vaso y mira lo que pasa- cuando lo hizo y saco su mano la tasa se volteo-eso demuestra que soy elfo no somos tan destructivos como los guardianes  para destruirlo ni tan mágicos como los magitecs como para hacerlos flotar a ver hazlo ahora tu.

Isaac volvió a voltear la tasa boca abajo y Aarón puso su mano la tasa él no sabía cómo hacerlo se concentraba pero no podía-piensa en algo que te importa y quieras proteger-le dijo Isaac en ese momento la mente de Aarón se concentro en Yanira y la tasa lentamente se empezó a romper y exploto su mano se cubria de un aire de color rojo oscuro y lentamente se hacia carmesí- ese es tu aura eres un guardián-dijo Isaac emocionado.

 

-y que onda con el color.

 

-cada  uno se diferencia por el color de su aura como vistes el mío es de color azul marino.

 

-si lo recuerdo tu flecha empezó a cubrirse de un color así.

 

-si puedes cubrir tu arma con tu aura y así será más poderosa.

 

-como lo dices parece que hablamos sobre un juego de computadora-ambos sonrieron.

 

-ahora tienes que liberar toda tu aura.

 

-como lo ago.-Isaac señalo con su mirada un cuarto de meditación ahí Aarón meditaría para poder canalizar su aura.

 

-solo respira – lentamente Aarón entraba al mundo de sus sueños al bosque gris el sorprendido    empezó a caminar  hacia adelante el frio era más que antes los cuervos volaban rápidamente a lado contrario donde estaba Aarón.

 

-así que ya vistes el color de tu aura o mejor dicho de nuestra aura.

 

-¿qué quieres decir?

 

-compartimos un aura creo que también lo sentiste no- la mirada de ambos era seria y amansadora para el otro.

 

-por eso no me dejaras usarla.

-humano idiota –Morten se acerco a él y le agarro del cuello- ahora que estas acá puedo matarte y quedarme con tu cuerpo y tener todo esto para mí solo-lo lanzo al suelo y formo una espada con su aura y la coloco en el pecho de Aarón en ese momento el se levanta rápido y los gritos y lamentos que escuchaba antes volvieron a atormentarlos el cayó al suelo.

 

No podía levantarse.

 

-muere humano-la mirada fría de Morten lo acuchillaba.

 

-levántate por favor-en ese momento Aarón no sabe cómo pero escucha la voz de Yanira, el mira a todos lados pero no la ve en ese momento sabe que no está solo ella está con el apoyándolo y cuidándolo.

 

-no voy a morir cuando ella esta cuidándome, Morten dame la maldita aura y evitemos esto.

 

-de verdad los humanos son una pérdida de tiempo muérete de una vez-cuando iba a incrustarle la espada Aarón también forma una espada con su aura y lo rechaza ambos retroceden por el choque, la mirada desafiante de ambos contra el otro era una amenaza.

 

-ya no te tengo  miedo Morten-ambos estaban a punto de atacarse una lucha interna por la posesión del aura estaba a punto de empezar dentro de aquel bosque gris.

 

Últimas publicaciones de Alucard Demian (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada