Circular para las secretarias de la empresa.

Este relato recoge unas circunstancias reales y comunes en muchas empresas y en los años en los que aún no se había desarrollado la revolución informática y por ello se tenían que pasar los informes y trabajos en una máquina de escribir eléctrica, haciendo después las copias correspondientes en una fotocopiadora de empresa que era mantenida y manejada, de forma habitual, por una persona dedicada exclusivamente a ello. Dice así:

Circular para las secretarias de la empresa.

Se ruega encarecidamente a todas las secretarias de la empresa que, para evitar malentendidos y sus posibles consecuencias, las cuales podrían ser nefastas para el encargado de la fotocopiadora (casado y con dos hijos), que incluso podrían causarle el divorcio y graves alteraciones físicas, tengan a bien, al escribirle las notas adjuntando planos o documentos, o al hablar con él, solicitándole fotocopias, lo hagan con propiedad y completando las frases, pues con frecuencia, y por el indebido uso de la lengua española, se han producido situaciones embarazosas para el encargado de la fotocopiadora.

A título de ejemplo, se citan algunas de las notas y frases, que provocan esta circular:

«Por favor, Manolo, mira si puedes hacérmelo lo más deprisa posible pues también está esperando el jefe».
«Manolo, házmelo como la otra vez»,
«Hazme cuatro, pero bien, como tú sabes».
«Manolo, házmelo por las dos partes».
«Anda, Manolo, házmelo a mí primero. Házmelo a mí, que lo mío es más urgente».
«Sácala que se vea lo mejor posible. Si no sale todo, lo reduces un poco».

La más reciente, estando la fotocopiadora ocupada haciendo bastantes copias:

«Ay, Manolo, con la prisa que me corre, ¿no me lo puedes meter y me lo haces en un momento? Anda, por favor, métemelo en medio y me lo haces en un periquete».

Ni que decir tiene que se lo hizo y, el que estaba primero, no se enteró. Pero, por favor, no lo pongáis en más apuros.

La Dirección.

Prior

Master universitario en PRL. Aficiones: Internet, política, práctica de deportes, micología.

Últimas publicaciones de Prior (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada