… Y, al indiferente, la legislación vigente.

Había sido una persona que se hizo a sí mismo. Oficial de un ayuntamiento pequeño, casado con una mujer rica, estudió Derecho, cuando sus propios hijos estaban en los primeros cursos de sus carreras. Fue un abogado especializado en Derecho Administrativo y Penal, que resolvió casos con éxito. Tenía un lema que se vanagloriaba de cumplir: «Al amigo el culo, al enemigo, por el culo y, al indiferente, la legislación vigente». Sin embargo, en realidad, a todos aplicaba la segunda y tercera parte; no tenía amigos. Al final, murió como un perro, abandonado por todos, incluyendo su familia.

Prior

Master universitario en PRL. Aficiones: Internet, política, práctica de deportes, micología.

Últimas publicaciones de Prior (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada