Ellos dicen que no es real

Ellos dicen que no es real
Que no es cierto lo que veo.
Ése viejo Dios Abisal
Susurra, sin parpadeo.

Pero el dolor que yo siento
Me doblega, estremecido.
Como va a un ser invento
Lo por mente inconcebido.

Su grande poder me llena
En mi ser sus dientes clava
Su grito, como de sirena
A mi alma vuelve esclava.

Sus formas son pustulentas
Y provoca náuseas su presencia
Repliegues, baba mugrienta
Todo pus y pestilencia

No se sabe donde empieza
Ni si en realidad termina
Cuando Él se despereza
La muerte con Él camina

Sube por tu espalda fría
Y en tu nuca se instala
Justo cuando te confías
Un largo aguijón te clava

La mente te la vacía
De todo sueño y esperanza
Corazón de negra savia
Bombea su melodía

De masacre y desenfreno
Orgía de la que subsiste
Extirpa lo que es bueno
Y Él crece más,  como un quiste.

Tiemblo, aguardo su llegada.
Pesadilla en que ciego sigo
Su atroz orden tan malvada
O recibo su castigo.

Y vuelvo en mí sin recuerdo
La culpa mancha mis manos
Gritan ¡Asesino, cerdo!
Él se va, y soy liviano.

He perdido la razón
Ellos dicen que estoy loco.
La  ama de mi corazón
Ya no viene, ya no toco.

Sólo yo fuerte me abrazo
A mi mismo estoy atado.
La camisa forma el lazo
En la celda confinado.

Y la pared acolchada,
No, ya no puede detener
A lo que está hecho de Nada
Y de Todo. Él va a volver.

Últimas publicaciones de Vozsinbozal (ver todo)

1 Comentario

  1. por Yizeh publicado el 27/11/2013  07:18 Responder

    ¿Cthulhu?
    En serio, me emociona que haya poesías en el concurso :')
    Y más cuando son como esta. De gran calidad, versos rápidos, muy efectivos en terror. El ritmo raudo le da color y calor. Y más el aviso del final, que no es una advertencia: Él va a volver.
    Que no se nos olvide.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada