ÚLTIMO RECURSO

ÚLTIMO RECURSO

Las detonaciones han sacudido el casco y las cuadernas chirrían. Muy cerca. Demasiado. El comandante se mantiene firme sobre el puente, mientras los parpadeos de colores iluminan su gesto impasible.

—La situación es crítica. Nuestro submarino es el único navío intacto de la flota.

—Nos la jugaremos a una carta. Concentre todos los torpedos sobre…

Instantes tensos en los que hace un rápido cálculo trigonométrico y acaba por descartarlo. La intuición manda:

— ¡Hache dos! ¡Fuego!

El rostro de piedra del capitán se quiebra cuando el resultado fatal llega a la sala de mando:

—¡Agua!

Últimas publicaciones de Ultralas (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada