CHISPAS

Cuando se vieron por primera vez surgió la chispa, no una, sino miles de chispas que salían de sus cabezas  llenando el bosque de luces de colores.

Él se acercó a ella que temblaba de emoción y deseo. Seis ojos que se contemplaban con ansia, ocho brazos que se alargaban para rozarse, pero cuando cuatro antenas se juntaron, el encuentro se convirtió, primero en un castillo de fuegos artificiales y luego en la traca final.

Parte del bosque amaneció quemado, y hay quién asegura haber visto salir de él una nave espacial que cruzó el cielo como un cohete.

 

Últimas publicaciones de CarmenGuzman (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada