LA SOLUCIÓN

Se dijo: -tal vez con el corrector líquido!. Pero no.

Probaré con esta especie de témpera blanca. Tampoco.

Se dijo, mis penas deberé borrarlas con algo más fuerte. Y lo consiguió.

El médico que certificó su defunción escribió lacónicamente: suicidio.

fw@arquitectoweissmann.com

Soy Arquitecto y diseñador Industrial. O casi diré que estoy por dejar de serlo. Hace 3 años empecé a escribir dos blogs que ahora tienen entre ambos más de 100.000 lectores. Disfruto escribiendo y tambien dibujando relatos cortos.
Mis cuentos no tienen en general personajes con nombre y apellido. Además suelen ser pocos, 2 o 3 nada más.
Hago ficción y en los cuentos para niños, invento personajes de animales que si tienen nombre. Suelen ser la continuidad de los que les contaba a mis hijos cuando eran pequeños. Mi satisfacción máxima es cuando veo que generan interés y despiertan la fantasía de mis nietos. Algunos los han leído en clase, despertando el interés de los niños!
Mis autores preferidos son Umberto Eco y Borges. Tambien los clásicos griegos.

Últimas publicaciones de fw@arquitectoweissmann.com (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada