No es una amenaza

—¡Vas a morir! —gritó la multitud.
Era lo que oía el recién llegado al comenzar la ceremonia de presentación en sociedad de los bebés de la tribu Umdulé. Consideraban que había que darles la bienvenida con la verdad de este mundo.

Cheesti

Sin destino definido, sin prisa por encontrarlo, relleno las páginas de mi vida con capítulos alejados de lo ordinario. Las pausas entre capítulo y capítulo quedan para mí.

Últimas publicaciones de Cheesti (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada