Abejas y lagartijas

Dos hombres entran en una casa, pasando sin siquiera ver a la mujer que trata de detenerlos. Suben las escaleras y entran al cuarto de la hija de la mujer, que les ruega que no se le acerquen. Uno de ellos llora y pide perdón. El otro se acerca y murmura algunas palabras. Aparece una nube de humo, y cuando se desvanece la hija se ha convertido en una abeja.

Bajan a donde espera la madre. Ésta vez es el otro quien pronuncia las palabras.

Ambos hombres se alejan mientras una lagartija corretea, desorientada, por la pared.

Últimas publicaciones de Paulette Loinard (ver todo)

2 Comentarios

  1. por newowen publicado el 08/01/2014  11:31 Responder

    Hola Paulette, muy original e imaginativo. ¡Suerte!

    • por Paulette publicado el 11/01/2014  17:04 Responder

      ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada