Caballero de brillante armadura

El caballero de brillante armadura abandonó el castillo montando un corcel de orgulloso porte, espoleado por los vítores de la enfervorizada multitud.

Cuando llegó a su destino, desmontó con un temible fulgor en la mirada. Y blandiendo su espada hacia el cielo desafió a su invisible adversario.

—¡Vive dios que mi espada, triunfante en mil y una batallas, se hundirá en tu ennegrecida alma! ¡Así pues te desafío, señor de las letras escritas!

Su adversario, sentado en un cómodo sillón, se quedó pensativo por un momento. Y acto seguido, arrugando la nariz, cerró la novela espetando un “no me convences”.

Dani San

APRENDIZ DE ESCRITOR. DESEANDO APRENDER ALGO NUEVO CADA DÍA

Últimas publicaciones de Dani San (ver todo)

4 Comentarios

  1. por newowen publicado el 08/01/2014  02:28 Responder

    Bien hecho. En el instituto nos mandaron a leer "Niebla" de Unamuno, y es una lectura que me gustó mucho. Tu relato me ha recordado a cierto pasaje de la novela. Mucha suerte Dani San.

    • por Dani San publicado el 08/01/2014  06:40 Responder

      Muchas gracias newowen. Yo también leí en el instituto hace muchos años Niebla. Ahora me dan ganas de leerlo de nuevo... jejeje

  2. por newowen publicado el 09/01/2014  10:44 Responder

    Es genial poder compartir estas experiencias jaja. Lo gracioso del relato, es la indiferencia del "lector" que deja toda amenaza del caballero en nada. El poder de decisión de seguir leyendo o no. Como Bastian en la Historia Interminable.

    • por Dani San publicado el 09/01/2014  17:48 Responder

      Gracias por el comentario newowen. Y gracias por recordarme otro buen libro que releer...

Responder a newowen Cancelar respuesta

Tu dirección de email no será publicada