Valium

Fui turista de ese suelo de polvo,  las calles manchadas de pájaros índigos, dispersos aleatoriamente , entre muertos y soñando, los arboles sangrando tinta desde el cuerpo de larimar lastimado, desnudo, frágil y calmo. Los niños durmiendo, durmiendo en sus burbujas azules, flotando, lentos, sin prisas, sin objetivos, carentes de sueños, de anhelo, de ideas, aportando hermosura a ese cielo acuarela entre el lila y rosa.
Fui testigo de un mundo diferente, un mundo capaz de caber en una pastilla.

Ezequiel Sarobe

Nací para atravesar tu mente con una estatua de talco.
Mi biografía es mi obra.

Últimas publicaciones de Ezequiel Sarobe (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada