Suicidio incompleto

El árbol del patio trasero, comenzó a sangrar.  El líquido atravesó el jardín, salpicando las flores, hasta inundarlo. Contempló su sombra inmóvil, confundida entre las ramas. A medida que se acercaba, su pulso se descontrolaba recortando la respiración.  Un miedo irracional le plagaba el cuerpo. No podía apartar los ojos. 

Con las manos temblorosas desató el nudo de su cuello y descolgó la soga…

Últimas publicaciones de Crisval (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada