Fantasía

Ronda el dragón los cielos del desierto, posando las garras sobre la cornisa del helipuerto. Desde las alturas avista al sheriff, que camina presto, revólver en mano, hacia el oasis. Allí le espera el futbolista, con el balón en los pies y un moco verdoso en la cara. Se oye de fondo la sirena del furgón policial. Dispara el sheriff. Dispara el futbolista. La bala y el balón se entrecruzan. El dragón revolotea asustado y cae sobre el brasero.

 -Manuel, deja los playmobil y a la ducha -dice la madre.

Últimas publicaciones de Angel (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada