Monstruos

No creo en monstruos, pero ellos aparecen. Me miran en silencio. Espantosos. Su morfología es muy extraña. Uno de ello tiene dos extremos con enormes garras. Sus ojos saltones son grisáceos y destilan maldad. Su boca entreabierta, despide una baba espesa. No comen niños, sino que se alimentan del agua. Y se reproducen con ella. Odian al sol y al viento. Tengo miedo, pero puedo enfrentarlos. Tengo sueño, intentaré dormir bajo mi frazada, con la compañía del agrio olor de la humedad.

Últimas publicaciones de eduardop@vozmuda.com (ver todo)

1 Comentario

  1. por Yizeh Castejón publicado el 18/01/2014  12:18 Responder

    ¡Ey! Hola.
    Lo que no me acaba de cuadrar es tu nombre de usuario. ¿Por qué un correo electrónico?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada