La espada del dragón

Acuñó la espada con el dragón que vio morir, aunque todavía seguía vivo en su memoria- Con trazos precisos dio fuerza a la mirada y dibujó la última llamarada que exhaló, tal y como lo recordaba.

Alejó la espada y volvió a mirarla. Sí, era esa, era la espada más perfecta que había fabricado hasta entonces. La emplearía para llevar a cabo la venganza, sabía que el espíritu del dragón latía en ella, eso le ayudaría a ejecutarla.

 

Últimas publicaciones de mishaGC (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada