BAJO LAS ALAS DE LA FANTASÍA

Extendió sus alas y se perdió en el horizonte. Ya jamás se volverían a ver. Pegaso alzaba su vuelo para entrar en la vida de Joseph. Se alejaba así de meses de ignonimiosas cruzadas sedientas de poder. ¿Sería éste por fin un «verdadero» compañero? Miraremos al cielo.

Últimas publicaciones de Carmela Vidal (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada