Te tocaba cocinar

Te levantaste del sofá desganado, te tocaba cocinar.

Sacaste la cazuela, la grande, y echaste un poco de agua. Luego, al abrir el paquete de lentejas, gritaste por primera vez. Apoyada en el marco de la puerta, ese primer grito me sobresaltó.

Vi pequeñísimas ramas brotar del paquete, tu expresión estupefacta, las vi crecer y hacerse fuertes alrededor de tus muñecas.

Vi las olas salir de la cazuela, a las patas de las cebollas aprisionar tu pecho, vi crecer la sal fuera del bote e inundar toda la estancia.

Mientras me alejaba, te oí gritar.

Últimas publicaciones de Eva Carmona (ver todo)

2 Comentarios

  1. por newowen publicado el 30/01/2014  01:22 Responder

    Me ha gustado y sorprendido.

    • por Eva publicado el 30/01/2014  20:29 Responder

      ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada