Decisión frente al abismo

Frente al abismo me encontraba con el corazón alterado, retumbando en la oscuridad.A mis espaldas la luz: temida por todo mi ser por haberme rechazado durante tantos años, marginándome en ese limbo de mi consciencia.

La vida en ese páramo inhóspito resultó en los hechos de hoy.

Una difícil decisión se formaba frente a mí.

Mis manos frías como el hielo sostenían en cada una de las palmas dos anillos: uno contenía unas alas plateadas, el otro una lúgubre calavera. Mi destino estaba sellado.

¿Ángel o demonio? ¿En qué me convertiría?

Últimas publicaciones de Jaume Sanz (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada